201701.24
1

Cómo saber si me convienen los seguros que bonifican la hipoteca

Uno de los principales vínculos entre las entidades bancarias y sus clientes es el préstamo hipotecario. Es habitual que, con el fin de afianzar la relación comercial, le sea ofrecido algún producto de seguro a cambio de una reducción del tipo de interés del mercado. Dicho contrato de seguro puede ser, o no, beneficioso para el cliente en función a su situación personal. A este respecto, es fundamental señalar que legalmente la contratación de un seguro con la entidad bancaria para obtener un préstamo no es un requisito.

El banco, que actúa como agente exclusivo de una compañía de seguros determinada, oferta los productos de la misma. Dado que habitualmente el personal de dicha entidad no está especializado en la adaptación de la póliza a las condiciones particulares del asegurado, es fundamental valorar la propuesta y su concordancia con las necesidades propias de cada uno.

En estas circunstancias valorar el conocimiento del agente y la adaptación del producto genérico a las características específicas de cada riesgo es esencial. Es decir, de cara a beneficiarse de la contratación de una póliza para mejorar las condiciones del préstamo hipotecario, es imprescindible valorar la especificidad de la misma. Un coste menor puede implicar un infraseguro, que pese a resultar más económico no daría cobertura a ningún siniestro que pudiera acontecer por no adaptarse a la realidad del riesgo.

La búsqueda de un profesional capaz de realizar esta gestión puede resultar complicada; bancos, aseguradoras y corredurías de seguros tratan de captar clientes ofreciendo descuentos sobre el importe total. No obstante, es fundamental valorar en base a qué se realizan tales reducciones; un agente incapaz de presentar un análisis de las coberturas de la póliza no resulta fiable ya que no garantiza al cliente una explicación que satisfaga las dudas que el asegurado pueda plantear.

Desde Segurworld valoramos la situación real del asegurado para facilitarle aquel presupuesto que mejor se adapten a sus necesidades, buscando siempre la tarifa más económica sin descuidar ninguna de las coberturas que cada riesgo requiere.

http://economia.elpais.com/economia/2015/12/22/actualidad/1450789068_399108.html